P. René Butler MS - 4to Domingo de Adviento -...
Isabel y María y Nosotros (4to Domingo de Adviento: Miqueas 5:1-4; Hebreos 10:5-10; Lucas 1:39-45) Las primeras líneas de la profecía de Miqueas acerca de Belén, en la primera lectura de hoy, son mejor conocidas por ser el texto citado... Czytaj więcej
P. René Butler MS - 3rd Domingo de Adviento - La...
La Misión de la Alegría (3rd Domingo de Adviento: Sofonías 3:14-18; Filipenses 4:4-7; Lucas 3:10-18) Hoy es el Domingo de Gaudete (Alégrense), es por eso que no nos sorprende escuchar a Sofonías decirle a Jerusalén, y a... Czytaj więcej
Madagaskar - Capítulo
Madagaskar – Capítulo Provincial Capítulo Provincial: 10-14 de novembro de 2021 Novo Conselho Provincial: Pe. Bertrand Ranaivoarisoa, superiore provincial (no centro) Pe. Gérard Ramaroson, vigário provincial (para a esquerda) Pe.... Czytaj więcej
P. René Butler MS - 2do Domingo de Adviento - De...
De la miseria a la gloria (2do Domingo de Adviento: Baruc 5:1-9; Filipenses 1:4-6, 8-11; Lucas 3:1-6) El inicio del texto de Baruc para hoy, es maravilloso: “Quítate tu ropa de duelo y de aflicción, Jerusalén, vístete para siempre... Czytaj więcej
prev
next

Santuários mais visitados

P. René Butler MS - 31ero Domingo Ordinario - Grandes Mandamientos

Grandes Mandamientos

(31ero Domingo Ordinario: Deuteronomio 6:2‑6; Hebreos 7:23-28; Marcos 12:28-34)

Cuando vemos imágenes de las tablas de los Diez Mandamientos, con frecuencia vemos que en una están nuestras obligaciones con relación a Dios y en la otra, nuestros deberes para con nuestro prójimo.

La pregunta del escriba en el Evangelio de hoy, y la respuesta de Jesús no se refieren a aquellos. Sin embargo, no hay controversia acerca de cuál de los diez mandamientos es el primero. Más bien, el debate aquí surge en torno a cuál de los 600 mandamientos y estatutos de Ley era el más importante.

La Respuesta de Jesús es tan importante que la Iglesia nos da su fuente en la primera lectura, y el escriba repite lo que Jesús dice. Aquí vemos, también, un ejemplo animador de lo que significa estar en armonía con las enseñanzas de Cristo, cuando Jesús le dice: “Tú no estás lejos del Reino de Dios”.

En La Salette, en las palabras de la Santísima Virgen también se vio reflejado el mismo mensaje, aunque desde una perspectiva diferente. Ella demostró que, al no concederle al Señor el día que Él se eligió, y al usar en vano su Nombre, su pueblo no amaba a Dios.

En su mensaje, la Bella Señora se refirió de manera explícita a los mandamientos de la “primera tabla”. Sería absurdo, sin embargo, pensar que nuestros deberes con nuestro prójimo no fueran importantes para ella. En su discurso, en el episodio de la “Tierra de Coin” ella deja entrever al menos la responsabilidad de los padres con relación a los hijos.

A Jesús no le preguntaron acerca del “segundo” mandamiento. Él lo añadió: “Amarás a tu prójimo como a ti mismo” (Levítico 19:18). El primero y el segundo están tan integrados y entrelazados en la visión de la vida cristiana que el uno lleva al otro, cada uno surge del otro.

Se sigue que cuando aceptamos el mensaje de María y respondemos a sus lágrimas y a sus palabras, buscamos la reconciliación con Dios y con el prójimo al mismo tiempo. De esta manera, durante nuestro camino a la santidad, nos sometemos a la vocación y al carisma de La Salette.

Nuestros corazones desean profundamente exclamar como el Salmista, “Yo te amo, ¡Señor, mi fuerza!” pero debe ser en serio. Jesús “puede salvar en forma definitiva a los que se acercan a Dios por su intermedio” (segunda lectura). Cuando amamos a Jesús y a nuestro prójimo, esperamos escucharle decir, “Tú no estás lejos del Reino de Dios”.

Traducción: Hno. Moisés Rueda, M.S.

Print Friendly, PDF & Email
Sign in with Google+ Subscribe on YouTube Subscribe to RSS Upload to Flickr

Login >>> ELENCHUS

Go to top